• Human med equipo de liposucción body-jet®

Human med equipo de liposucción body-jet®

La liposucción, un poco de historia

La  liposucción comenzó a utilizarse como técnica de cirugía estética en el año 1977. En aquel momento, el cirujano francés Gerard Yves Illouz conseguía la extracción de la grasa del cuerpo gracias al uso simultáneo de una cánula que se desplazaba bajo la piel para romper el tejido graso que era extraído por aspiración.  Se trataba, pues, de un proceso efectivo para la eliminación de la grasa, pero agresivo para el paciente.

Con el paso del tiempo, el desarrollo de nuevas tecnologías permitió la aplicación de nuevos métodos,  con el desarrollo de nuevas cánulas y aspiradores, con la utilización de jeringas para extraer la grasa, con la utilización de ultrasonidos y posteriormente de tecnología láser.

El objetivo era, en todos los casos, no solo aumentar la eficacia del proceso, sino conseguir minimizar el impacto sobre el paciente y facilitar su recuperación postoperatoria.

En este punto, la liposucción acompañada por chorro de agua, utilizada por primera vez en el año 2009 y considerada como la más innovadora, ha supuesto una nueva forma de extracción de la grasa, con numerosas ventajas y diferentes posibilidades de aplicación

En qué consiste la liposucción asistida por agua

Esta novedosa técnica de lipoescultura se lleva a cabo con una tecnología basada en chorros de agua, también conocida como WAL (siglas en inglés de water-jet assisted liposuction).

La primera diferencia que presenta esta técnica respecto a las clásicas reside en el hecho de que esta no destruye las células grasas, sino que los chorros de agua, aportados por uno de los equipos body-jet® son capaces de desplazarlas, permitiendo una fácil extracción. Es, por tanto, una técnica suave que altera en muy poca medida los tejidos adyacentes a las células grasas y los vasos sanguíneos, con lo que se evitan numerosas molestias y la mayor parte de los moratones que suele producir la liposucción convencional.

Esto implica que la liposucción WAL es poco invasiva y mucho menos dolorosa que otras técnicas clásicas. Se puede realizar con anestesia local y produce una mínima inflamación de los tejidos circundantes, con lo que el postoperatorio se reduce a unos pocos días, generalmente no más de cuatro.

El hecho de que esta técnica es suave y poco invasiva presenta también la ventaja de que puede aplicarse en una misma intervención a diferentes partes del cuerpo (abdomen, muslos, brazos, etc.) que pueden estar afectadas por un exceso de grasa.

Aplicaciones de la liposucción por agua

Como todas las técnicas de liposucción, la técnica WAL se utiliza con fines estéticos, para eliminar grasa de determinadas zonas del cuerpo y transformar el contorno corporal. La liposucción body-jet® ha conseguido un alto grado de aceptación por las  múltiples ventajas relacionadas con su aplicación, pero también por su precio, pues resulta más económica que las técnicas convencionales.

Pero, además de estos motivos, la liposucción asistida por chorro de agua encierra una ventaja en sí misma, relacionada directamente con el fundamento de su funcionamiento. En efecto, el hecho de que esta técnica no destruya las células grasas le ha abierto paso a utilizarse como parte de la denominada lipotransferencia.

Qué es la lipotransferencia

Esta técnica, que forma parte de la cirugía estética regenerativa, consiste en eliminar la grasa de una parte del cuerpo en la que está en exceso, para recolocarla en otra, por ejemplo para aumentar los pechos, rellenar los labios o eliminar arrugas faciales.

Gracias a la liposucción body-jet® se puede realizar la lipotransferencia en una única intervención.

La incorporación de grasa propia en otra parte del cuerpo tiene ventajas indudables, pues se ha comprobado que la grasa contiene un porcentaje de células madre que se sitúa en el entorno del 5%. Con ello, además de evitar las posibilidades de rechazo que pueden suponer la introducción de materiales sintéticos, como la silicona, estas células madre pueden inducir la regeneración de tejidos.

La liposucción asistida con agua con body-jet®

El equipo denominado body-jet® es el que ha permitido la aplicación exitosa de esta novedosa técnica de liposucción.

En este método, se comienza con la introducción de agua salina en el cuerpo por medio de un espray por pulsos que introduce la disolución en el tejido adiposo para lograr aflojar la estructura del tejido y liberar los adipocitos o células adiposas.

El body-jet® posee un sistema de tubos que permite la circulación de esta solución salina estéril hacia una cánula de irrigación /aspiración que puede variar en diámetro y abertura según el caso que se esté tratando. El equipo permite fijar el flujo de la solución en cinco niveles diferentes.

El equipo body-jet® consta de una bomba de vacío de doble pistón, un medidor de vacío para ajustar la presión, un filtro antibacteriano de protección de flujo elevado, dos recipientes de succión, un tubo de conexión y cánulas de infiltración/irrigación/aspiración.  El equipo se utiliza con una pequeña bomba de infiltración, que transporta la solución salina al tejido, y una bomba de vacío que transporta las células grasas aspiradas desde la cánula hasta el recipiente de succión.  Los filtros bacterianos, las bolsas de succión y las cánulas son de uso exclusivo para cada paciente.

El body-jet® es un equipo preciso que permite a los especialistas la realización de la liposucción asistida por agua con total seguridad.

Una vez realizada la liposucción, la materia grasa recogida en el colector se puede usar para llevar a cabo una lipotransferencia. Para ello se ha de lavar, centrifugar y posteriormente introducir en la zona que se desee por medio de infiltraciones.